Recuperación de información borrada de teléfonos celulares y smartphones

 

Hace unos meses en la esfera GSM ocurrió un suceso que, quizás, no tuvo mucha resonancia y pasó prácticamente inadvertido, pero que puede tener un alcance mucho mayor de lo que uno puede pensar. Un equipo de técnicos-desarrolladores de programas destinados a reparar las fallas en el software de teléfonos móviles actualizó su programa e introdujo en él un conjunto de funciones que permiten extraer la información no solamente desde teléfonos dañados, sino prácticamente destruidos. Se trata de función “Extractor de contenido” ("Content extractor" en inglés), realizada en la herramienta “Medusa PRO”.

Medusa PRO

De por sí esta función no es nada nueva y se utiliza desde hace tiempo en varias herramientas de este tipo. Sin embargo, la función realizada precisamente en esta herramienta tiene un aspecto muy interesante, que podría resultar revolucionario en el ámbito de seguridad. En el noviembre de 2016 fue lanzada una actualización del programa y, entre otras, en la función “Extractor de contenido” fue implementada la posibilidad de recuperar la información borrada del teléfono.
Quizás esto de poco nos sirva en nuestra vida cotidiana, pero en las circunstancias extraordinarias podría resultar una cuestión de vida o muerte: con ayuda de este programa los organismos de seguridad y servicios de inteligencia ahora podrán obtener la información que terroristas, delincuentes y otros maleantes creían destruida o eliminada para siempre – sus contactos, mensajes, fotos y otros datos.

Placa

La información se extrae directamente desde el microchip de memoria y puede ser recuperada de los teléfonos dañados, sumergidos al agua, desbaratados y prácticamente destrozados. La información puede ser extraída prácticamente de todos los teléfonos con el sistema operativo Android, equipados con memorias NAND y eMMC que utilizan los sistemas de archivos más populares: ext2, ext3, ext4, NTFS, FAT.

Obviamente no todo es tan sencillo. No siempre la información puede ser recuperada: en los casos, cuando la información fue borrada y encima fueron grabados los datos nuevos (cabe notar, que la información nueva tiene que ser grabada precisamente en las células de memoria, en las que se almacenaba la información borrada – una tarea difícil de realizar manualmente sin herramientas especiales), puede resultar imposible recuperarla. Aun así vale la pena intentarlo – toda la operación no le quitará más de 10 minutos.

Equipo técnico de Medusa PRO sigue trabajando y pone sus mejores esfuerzos para perfeccionar aún más sus productos. Espero que las siguientes actualizaciones nos abrirán otras posibilidades igual de interesantes y útiles.

A continuación, en calidad de resumen, me gustaría presentar un manual en video que paso por paso explica cómo funciona el “Extractor de contenido”: